-Los fabricantes de dulces denunciaron anticonstitucionalidad del ayuntamiento por negarles el derecho a manifestarse.

El ayuntamiento capitalino continúa con su política fascista y ahora un grupo de fabricantes de dulces tradicionales fue objeto de represión de los inspectores de la dirección de Comercio, quienes impidieron que éstos se manifestaran en la plaza de Armas y que regalaran sus dulces a manera de protesta.

Esta mañana, fabricantes de dulces tradicionales se disponían a ingresar a la plaza de Armas por la calle de Allende, cuando fueron abordados por un grupo de inspectores municipales que les impidieron el paso con el argumento de que traían dulces y pretendían comercializarlos sin los permisos correspondientes.

Los fabricantes explicaron que su intención no era venderlos, sino regalarlos a los transeúntes mientras se manifestaban contra las autoridades por la nula promoción de la dulcería tradicional en San Luis Potosí, sin embargo, los funcionarios municipales les negaron el acceso.

“Ya son muy pocas familias las que se dedican a este tipo de giro, las autoridades deberían promocionarlo, no oprimirlo como lo están haciendo” denunció uno de los fabricantes, quien les pidió a los inspectores que los acompañara a su manifestación y atestiguaran que no pretendían vender su producto, sino obsequiarlo a la ciudadanía.

Otra comerciante de dulces lamentó que el ayuntamiento panista se dedique a perseguir a quienes se ganan la vida de manera honesta y no a los delincuentes que tienen asolada la capital potosina. “Si así de contundente fuera el ayuntamiento con los delincuentes viviríamos en una ciudad más segura, pero sólo se dedican a reprimir a quienes tratamos de sacar adelante a nuestras familias”, denunció.

Compartir