Migrantes centroamericanos que desean cumplir con el proceso legal de solicitud de asilo piden al gobierno mexicano agilizar el proceso, pues se han demorado hasta cinco meses en el trámite mientras permanecen varados en Chiapas, en el sureste del país.

Aunque el gobierno federal ha prometido una migración “segura, ordenada y regular”, centroamericanos en albergues y plazas públicas de Tapachula contaron la dificultad que afrontan al hacer su petición en la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) y en la Estación Siglo 21 del Instituto Nacional de Migración (INM).

Es el caso del hondureño Johnny Rolando Seoane, a quien le negaron la visa por razones humanitarias hace un mes, cuando llegó a México, y ahora no ha tenido la entrevista necesaria para su trámite de asilo, lo que lo obliga a depender del albergue Belén, uno de los dos refugios para migrantes en Tapachula.

“Tengo que irme caminando hasta la Siglo 21, a veces no he tenido ni para comer, y me regreso caminando para el albergue porque no hay forma de trabajar aquí en Tapachula y aparte que aquí también hay mucha discriminación a las personas de la comunidad LGBT y por eso no he conseguido trabajo”, narra en entrevista.

La Comar reportó 70 mil 302 personas que solicitaron asilo en 2019, lo que representa un aumento del 137.26 por ciento respecto con los 29.630 solicitantes de 2018.

El país que encabezó la lista en ambos años es Honduras, con 30. mil 045 peticionarios en 2019, un incremento de 119 por ciento en relación a los 13 mil 678 del año anterior.

Aunque la Comar no desglosa los datos por completo, reporta 10 mil 835 casos resueltos de un conjunto de 52 mil 683 de Honduras, Venezuela, El Salvador, Cuba y Guatemala, de los que uno de cada cuatro se rechazan.

“Yo le pido a las autoridades de Comar que por favor traten de agilizar porque nosotros no venimos mintiendo, venimos de una situación en Honduras que es demasiadamente peligrosa. No hay trabajo y a las personas como nosotros, de la comunidad LGBT, nos discriminan demasiado”, comenta Seoane.

Compartir