En diciembre pasado el alcalde Xavier Nava se reunió en un restaurante exclusivo con un grupo de constructores que invertirán en la Sierra de San Miguelito, encabezado por Carlos López Medina, y en la zona de la antigua Planta de Cobre del Grupo México, representado por su tío Horacio Sánchez Unzueta.

Con el gobernador Juan Manuel Carreras de testigo de honor, Nava traicionó sus compromisos con los potosinos y acordó autorizar los proyectos inmobiliarios de Las Cañadas y del Grupo México sin importarle las afectaciones a los recursos naturales y al medio ambiente, por lo que las consultas para el reordenamiento urbano y el Plan Estratégico del Centro de Población son una mera simulación.

Serán casi 3 mil hectáreas de ambos proyectos que serán urbanizadas a pesar de que no se cumpla con la normatividad.

A cambio, los empresarios se comprometieron a apoyarlo con todo el dinero que requiera para que se postule como candidato a gobernador por el PAN, PRI y PRD e impedir que gane la elección el partido de Morena, cuyo candidato sería Juan Ramiro Robledo.

Si ya lo hicieron alcalde, venciendo a Ricardo Gallardo Juárez que parecía invencible, ahora el objetivo es hacerlo gobernador a cualquier costo.

A la reunión asistieron además de Carlos López Medina, Horacio Sánchez y Carreras López, los empresarios Alejandro Tamayo, dueño de la conocida inmobiliaria Century 21, Luis Antonio Mahbub Sarquís, el constructor favorito de Carreras; el exgobernador Teófilo Torres Corzo; Pablo Valladares, entre otros.

A cambio, Nava de llegar a la gubernatura les tendrá que pagar los favores recibidos a estos empresarios con la otorgación de obras públicas y contratos diversos por montos millonarios, “ustedes me apoyan como lo hicieron para la alcaldía y les doy lo que me pidan”, les habría dicho Nava Palacios mientras su tío Sánchez Unzueta asintió con satisfacción.

El beneficio que recibirá el gobernador Carreras por operar a favor de Nava y poner los recursos públicos y humanos para su campaña electoral en el 2021, será total impunidad de sus fechorías y el enriquecimiento ilícito, tendrá un retiro resuelto sin persecuciones judiciales ni políticas.

Este grupo de empresarios con los que pacto Nava Palacios, tienen décadas imponiendo un modelo de desarrollo urbano acorde a sus intereses, recibiendo jugosos contratos y obras del gobierno estatal y municipal con licitaciones amañadas y asignaciones directas, son los causantes de la miseria y retraso de la capital y resto del estado.

Representan la mafia del poder de San Luis Potosí, se sienten intocables, y Nava Palacios, apadrinado por Horacio Sánchez Unzueta, está al servicio de estos millonarios sin escrúpulos y ambiciosos, su discurso de que rescató la ciudad y gobierna con honestidad es una total mentira.

Compartir