En medio del funeral del general Qasem Soleimani, un organizador lanzó una idea: recabar un dólar por cada ciudadano iraní para juntar un total de 80 millones de dólares que serían ofrecidos como recompensa por la cabeza del presidente estadounidense Donald Trump.

“Irán tiene una población de 80 millones de habitantes. Con base en la población del país, queremos obtener 80 millones de dólares, lo que será recompensa para aquellos que se acerquen a la cabeza del presidente Trump”, indicó el organizador, de acuerdo con la traducción de un video del funeral retomado por el diario británico Daily Mail.

Luego del ataque norteamericano del pasado viernes, la reacción del gobierno de Teherán ha sido de ira, y el ayatola Ali Jamenei prometió una “dura venganza”. En el funeral se escuchó el clamor: “¡Muerte a Estados Unidos!”.

Compartir