El exmandatario dijo sentirse más cómodo en Argentina que en México, en donde fue recibido como asilado

El expresidente de Bolivia Evo Morales, quien estaba en México tras su renuncia a la Presidencia y en medio de una crisis política que se agravó con un golpe de Estado, llegó a Argentina en medio de un operativo secreto.

De acuerdo con información difundida por Clarín, el exmandatario se quedará en el país como “refugiado”, según confirmó el canciller Felipe Solá.

“Les he dado asilo para que entren al país, pero están firmando ahora el pedido de refugio, que es una condición diferente. Y la debe aprobar el Ministerio del Interior. La diferencia entre el asilo y el refugio es que este último está normado. En cambio, el asilo no tiene normas, no está reglamentado”, indicó el canciller.

Compartir