La grave corrupción que impera en la Dirección de Tránsito de la Capital que encabeza Filemón Juárez Santana hace que diariamente sus oficiales salgan con las uñas afiladas a recolectar la cuota.
 
Los elementos capitalinos tienen una voracidad desmedida y cada día acumulan quejas por incurrir en diversas conductas algunas muy graves como es el robo.
Desde la llegada del titular Edgar Jiménez Arcadia la totalidad de la corporación municipal recibió carta abierta para atracar a los ciudadanos.
 
Es por ello que los detienen por cualquier motivo por mínimo que este sea, tal es el caso de la avenida del Sauce situada al norte de la ciudad donde estos policías han encontrado su “minita de oro”.
 
Existen quejas por parte de varias empresas que se encuentran en dicha arteria debido a que están extorsionando a los transportistas de carga pesada que acuden a realizar labores de carga o descarga.
 
Ya sea en motocicleta o patrulla diariamente los polis hacen acto de presencia y si los conductores no acceden a sus pretensiones económicas salen con el cuento de siempre: “entonces déjame hablarle a la grúa para que se lleve tu vehículo, te va a salir más caro”.
 
Los empresarios de la zona están sumamente preocupados por estas ansias locas del Ayuntamiento de recaudar y cobrar cuotas a más no poder.
 
Compartir