El petróleo se mantendrá como una oportunidad de inversión atractiva en las próximas décadas, de acuerdo con BHP, incluso cuando el mundo cambie a formas de energía más limpias. Ayer, en una reunión de información para inversionistas, BHP presentó sus planes para aumentar el gasto en gas y petróleo, prometiendo rendimientos que competirán con los otros productos en su cartera.

Entre estos se encuentra el cobre, el coque y el mineral de hierro, un ingrediente para la fabricación de acero. “En un mundo que se descarboniza, el petróleo de aguas profundas y el gas con ventaja (que se ofrecen a un precio menor porque tienen menos valor calorífico) cerca de la infraestructura establecida pueden ofrecer rendimientos competitivos en las próximas décadas”, dijo Geraldine Slattery, directora del negocio petrolero de BHP.

El negocio de gas y petróleo de BHP distingue a la compañía de sus pares en la industria minera. Pero los campos que envejecen y la reciente venta de su negocio de esquisto estadunidense han hecho que vea caer su producción de 235 millones de barriles en 2013 a cerca de 110 millones en la actualidad.

En un intento por detener el descenso, BHP sancionó una serie de proyectos de expansión. Ahora dice que una lista de nuevos campos podría elevar la producción a 170 millones de barriles para 2026 si estos se aprueban.

La compañía tiene opciones para aumentar la producción en el yacimiento de gas de Scarborough así como en el Golfo de México y Trinidad y Tobago. En total, BHP aumentó su base de recursos en 758 millones de barriles de petróleo desde 2017, un incremento de 30 por ciento.

“A medida que el sector minero batalla con el pico del mineral de hierro como un tema a largo plazo creemos que las mayores expectativas de crecimiento de alta calidad en el crudo deben ayudar a diferenciar a BHP frente a sus pares”, dijo Tyler Broda, analista de RBC Capital Markets. 

Compartir