Periodistas de la vieja guardia están de luto con el fallecimiento de Juan Guerrero, ocurrido la noche del sábado.  Guerrero era conocido en el círculo político y reporteril como “El Perro” y publicó durante más de 25 años la modesta revista “Acción”.

Siempre ataviado con su chaleco de reportero, su cámara réflex y una paciencia admirable para esperar a políticos y funcionarios públicos afuera de sus oficinas, Juan Guerrero fue más que un periodista, un publicista que promovía las actividades de dependencias de los gobiernos estatales y municipales de la capital y de Soledad de Graciano Sánchez.

En su juventud llegó a ser el terror de políticos como Guillermo Fonseca Álvarez, Carlos Jonguitud Barrios y Florencio Salazar Martínez, entre otros funcionarios públicos, a quienes ventilaba algunas transas en la obra pública y los “coscorroneaba” en su gacetilla.    

De igual forma, trajo a raya a alcaldes soledenses como Juan Gaitán Infante, Roberto Cervantes y Juan Manuel Velázquez Galarza “El Famy”, a quienes les ventiló diversos actos de corrupción y prepotencia durante sus administraciones, aunque su lema siempre fue que el buen periodista siempre debe estar enterado de todo, pero no precisamente debe divulgarlo. 

A pesar de que la llegada de las redes sociales complicó la operatividad de su pasquín -que seguía editando a la antigua usanza, en máquina de escribir y en fotocopiadoras-, Juan Guerrero mantuvo su constancia y ya entrado en años continuó al pie del cañón, buscando entrevistas en el palacio municipal soledense con directores y directoras de área, a quienes colmaba de elogios con su viejo estilo periodístico.

Compartir