La alcaldesa de Villa de Zaragoza, Paloma Bravo García, presentó este mediodía ante el CEEPAC una denuncia por violencia política en razón de género en contra del grupo que mantiene tomada la presidencia municipal, querella que también llevó al Tribunal Estatal Electoral (TEE) y a la Fiscalía General del Estado (FGE).
 
Acusó al regidor Rafael Cárdenas Govea, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de mantener y ampliar la violencia en aquel municipio, señalando que este edil ya aceptó, en la más reciente reunión de Cabildo, que existe financiamiento ilegal para el grupo que mantiene en su poder el edificio de la alcaldía.
 
«Hemos sido víctimas, a lo largo de estos meses, de agresiones verbales y físicas; nos han apedreado, nos han hueveado, acosado y amenazado y, la verdad, yo temo por mi vida y por la integridad del personal que labora en la administración», declaró Bravo García.
 
Precisó que las denuncias presentadas hoy, se suman a otras siete que ya se habían entregado, y llamó a las autoridades a tomar cartas inmediatas en el asunto.
Finalizó diciendo que, de su parte, siempre ha habido disposición al diálogo y mencionó como prueba de ello la asistencia a 13 reuniones, a la fecha, en las que, por desgracia, no se ha podido llegar a acuerdos.
 
 
Compartir