El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció “la actitud responsable del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien prefirió renunciar a exponer a su pueblo a la violencia”.

Luego de que se diera a conocer la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, las reacciones en México y Latinoamérica no se hicieron esperar. En nuestro país, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció “la actitud responsable del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien prefirió renunciar a exponer a su pueblo a la violencia” y adelantó que este lunes darán a conocer con amplitud la postura del gobierno mexicano frente a la situación que impera en el país sudamericano.

En tanto, el canciller Marcelo Ebrard, rechazó la “operación militar en curso” que hay en el país sudamericano y manifestó que “México mantendrá su posición de respeto a la democracia y las instituciones. Golpe no”.

También la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, tuiteó al respecto y señaló que la renuncia de Evo Morales era “un acto de cordura y responsabilidad” pues tiene el objetivo de “evitar mayor violencia”.

Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional de Morena, sostuvo que el “golpe de Estado” en Bolivia era un “duro golpe a la democracia en América Latina”.

Marko Cortés, líder nacional del PAN, afirmó que “la renuncia de Evo Morales marca el fin de una era de autoritarismo”.

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, manifestó el respeto a la decisión tomada por Evo Morales y espero que con esto se inicie un proceso de estabilización.

En tanto, Ángel Ávila, presidente nacional del PRD, hizo un llamado para que en Bolivia se realicen “elecciones pacíficas lo más pronto posible”.

La senadora argentina, Cristina Kirchner, lamentó las “manifestaciones violentas sin ningún tipo de limitación por parte de las fuerzas policiales” en Bolivia y que las Fuerzas Armadas le “sugirieran” a Evo Morales su renuncia.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, refirió a través de Twitter que “las denuncias de fraude electoral resultaron en la renuncia del presidente Evo Morales. La lección para nosotros es la necesidad, en nombre de la democracia y la transparencia, de contar los votos que se pueden auditar. ¡El VOTO es un signo de claridad para Brasil!”.

También el expresidente brasileño, Lula Da Silva, se pronunció en redes sociales: “Acabo de escuchar que hubo un golpe de estado en Bolivia y que Evo Morales se vio obligado a renunciar. Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sepa cómo vivir con la democracia y la inclusión social de los más pobres”.

El mandatario de Cuba, Miguel Díaz-Canel, condenó que “la derecha con violento y cobarde golpe de estado atenta contra la democracia en Bolivia”.

Finalmente Nicolás Maduro, de Venezuela, también condenó el golpe de Estado que se consumó contra Evo Morales.

Compartir