En una jornada que comenzó con un decapitado y siguió con un feminicidio cuyos restos fueron colocados en una maleta, un ejecutado mas tarde y el asalto a dos cuenta habientes a quienes despojaron de 500 mil pesos al salir del banco Banamex ubicado en la glorieta Benito Juárez. Ante los hechos el diputado Edgardo Hernández pidió a los mandos policiacos que se vayan antes de que el pueblo los vomite.
 
Al momento del pronunciamiento del legislador del partido verde, se había informado ya del decapitado, el feminicidio en Pozos y el asalto a cuentahabientes de Banamex Glorieta por lo que, una vez mas el político exigió la renuncia de los responsables de la seguridad en San Luis Potosí.
 
Dijo que los funcionarios del gabinete de seguridad permanecen en el cargo solo su amistad con el gobernador, Juan Manuel Carreras, pero no sirven a los potosinos. «Váyanse, no sigan haciendo el ridículo», reiteró.
 
El legislador lamentó que San Luis Potosí viva un baño de sangre ante la indolencia e ineptitud de los funcionarios encargados de cuidar y proteger a los potosinos y adelantó que cuando termine la administración Carreras, se irán de nuestro Estado sin haber hecho frente a este flagelo que lastima y mantiene aterrorizada a la población.
 
Anunció que emprenderá acciones legales en contra de los responsables y que cuando se vayan de territorio potosino seguro irán con un amparo bajo el brazo ante el temor de tener que responder ante la justicia por sus omisiones y complicidades con el crimen.
Compartir