El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jorge Andrés López Espinosa, ha omitido realizar algún posicionamiento en torno al caso de la periodista Danna Lecuona, a pesar de que ya existe una queja.

Hace unos meses, antes de que se presentara una queja, la CEDH realizó un posicionamiento por el caso de dos reporteros supuestamente agredidos en Soledad de Graciano Sánchez, y aunque incluso la supuesta agresión no fue por parte del ayuntamiento, pidió garantizar la seguridad de la prensa.

Ahora, pese a los señalamientos de la periodista Danna Lecuona, y que el responsable de intimidarla y amenazarla mediante perfiles falsos de Facebook es el director de Comunicación Social del ayuntamiento de la capital, López Espinosa no ha levantado la voz.

Reporteros de varios medios han buscado a López Espinosa desde el viernes para que dé su versión de los hechos, sin embargo no ha respondido llamadas e incluso no ha estado en su oficina. Su oficina de Comunicación Social, que fue la encargada de distribuir el posicionamiento contra Soledad de Graciano Sánchez hace unos meses, tampoco ha dado una postura en torno al caso de Danna Lecuona.

La ausencia de presidente de la CEDH el viernes, coincidió con la visita de la señora Elizabeth López, comerciante desalojada a la fuerza del Centro Histórico y que también presentó una queja ante el organismo.
La comerciante acudió la tarde del viernes con la amenaza de quedarse a dormir en la oficina de López Espinosa si no entregaban la recomendación al ayuntamiento de la capital que tiene más de dos semanas entrampado.
Hasta las diez de la noche fue atendida y el primer visitador general de la CEDH, Alejandro García Alvarado, firmó una minuta en la que asegura que el lunes entregará la recomendación al ayuntamiento de la capital.

Compartir