Líderes de la Confederación Nacional Campesina, adherida al PRI, llamaron a organizaciones «no solo de nuestro partido, sino de toda clase, en todo el país», a unirse para expresar su rechazo al paquete presupuestal que pretende el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador para el 2020, afirmando que significa un «grave riesgo» de estancamiento productivo.
 
El delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para la Confederación Nacional Campesina (CNC), Héctor Covarrubias Godoy, así como el líder estatal, Gerardo Limón Montelongo, precisaron que el Gobierno de la República pretende afectaciones en al menos 24 programas destinados al campo, los cuales, sufrirán disminuciones de presupuesto desde un nueve por ciento, hasta un 100 por ciento, es decir, la desaparición total.
 
Mencionaron que estas reducciones afectan sobre todo a programas de producción de forrajes, por lo que los productores no estarían en condiciones de responder a las necesidades de los ganaderos.
 
Igualmente, la industria cañera, que actualmente produce un millón y medio de toneladas de azúcar al año, se verá afectada severamente.
 
Señalaron que, en San Luis Potosí, «no hay región del estado que no esté en crisis. Con la sequía y la falta de apoyos, los productores no tienen seguro ni el sustento para sus propias familias».
 
Acompañados por la delegada del CEN del PRI, María Isabel Merlo Talavera, y dirigentes potosinos, los representantes campesinos señalaron que esperarán al 15 de octubre a que la Comisión de Presupuesto del Congreso de la Unión realice ajustes al presupuesto que consideran «un atentado al campo, que es de donde salen los alimentos para la mesa de todos los mexicanos», y que a partir de los resultados determinarán las acciones a seguir «para hacerle ver al Presidente su error».
 
Compartir