Sujetos armados atacaron a balazos a Sergio Morales Casas cuando se dirigía a su domicilio a bordo de una camioneta; suman nueve elementos de seguridad asesinados en los últimos seis días en la entidad

El comandante Sergio Morales Casas, de la Policía Municipal de Celaya, murió esta mañana a manos de hombres armados que lo atacaron a balazos cuando esperaba la luz verde del semáforo en la Avenida Tecnológico esquina con Salvador Ortega de esta ciudad; con lo que van nueve elementos de seguridad asesinados en los últimos seis días en la entidad.

El comandante Casas, quien coordinaba la operatividad de la corporación, se dirigía a su domicilio a bordo de una camioneta después de haber salido de turno de la Comandancia Norte, ubicada a medio kilómetro de distancia del lugar del atentado.

Frente a la Plaza Tecnológico sujetos armados le dispararon con armas largas desde un vehículo compacto.

El hecho ocurrió alrededor de las 8:30 horas en los momentos que se registraba una elevada carga vehicular por el desplazamiento de alumnos hacia sus escuelas y trabajadores; eran visibles diversos impactos de bala en las llantas, carrocería y cristales de su camioneta tipo pick up. El mando quedó sin vida recostado en el asiento del conductor.

En un comunicado, el Gobierno Municipal condenó y lamentó el asesinato del Comandante Morales Casas, quien tenía más de 25 años de servicio ininterrumpidos en la corporación.

Las investigaciones del caso se encuentran a cargo de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, que tendrá que aportar mayor información sobre el suceso siempre y cuando no se obstruya la investigación, señaló.

“La Secretaría de Seguridad Ciudadana se solidariza con familiares, compañeros de trabajo y reprueba enérgicamente cualquier acto que busque atentar contra la tranquilidad de los habitantes y las instituciones de seguridad de Celaya”, señaló.

El homicidio del comandante Morales Casas ocurrió a 60 horas de que se registrara un atentado a las oficinas de la Fiscalía Regional “C” de Celaya, en el que un policía ministerial murió y tres de sus compañeros fueron heridos, así como un civil.

Este domingo fue “levantado” por individuos armados un policía auxiliar asignado a la vigilancia del Relleno sanitario “Tinajitas”.

El sábado pasado, el subdirector de la Policía Municipal de Pénjamo, Jorge Cisneros Rangel, fue “levantado” y asesinado en Huanímaro por sujetos armados que lo sacaron con violencia de una universidad en la que estudiaba Criminología; el jueves, cinco custodios penitenciaros murieron emboscados en Salamanca y un día antes en este mismo municipio mataron a tiros a un elemento del Centro Nacional de Inteligencia e hirieron al delegado estatal de esta dependencia.

Compartir