El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev dijo que Rusia trabaja ya en el marco del proyecto nacional Ecología para reducir las emisiones que contaminan el aire y restaurar los bosques.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, firmó hoy el decreto con el que Rusia ratifica el Acuerdo de París, al que calificó de «importante» ante la amenaza que supone el cambio climático.

«La amenaza del cambio climático significa que el equilibrio ecológico puede quedar destruido, que el desarrollo de importantes sectores, incluida la agricultura, esté en riesgo y que la seguridad de las personas que viven en el permafrost (capa de hielo permanente que cubre el suelo en las regiones frías del planeta) se vea amenazada, además de que aumentará el número de desastres naturales«, indicó Medvédev.

Dijo que Rusia trabaja ya en el marco del proyecto nacional Ecología para reducir las emisiones que contaminan el aire y restaurar los bosques, pero que ahora «también tiene que tener en cuenta las medidas para cumplir con las obligaciones internacionales destinadas a rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero«.
Compartir